lunes, 3 de diciembre de 2007

Destrucción del cuento de Hadas, parte I


Después de una ruptura poco usual, me separé de la persona que creí (creo) era el amor de mi vida, persona a la cual amé física, psicológica y espiritualmente, y viene la recatafila de mentes como alocadamente, desenfrenadamente…Y bla bla bla.
Llegué a mi nueva vida, con un rostro nuevo, los brazos abiertos pero sobretodo con la mente súper abierta, dispuesta a ver la vida de otra forma, a hacer lo que tenia que hacer y no distraerme por nada del mundo. Pensando que sería fácil, sobrevivir sin tener a ese ser a mi lado (sé que suena cursi).
De vez en cuando conversaba con el personaje en cuestión y nos llevábamos igual de bien, aunque ya no éramos enamorados de vez en cuando se nos escapaba un “amor”, o alguna muestra de cariño que señalaba que aun no habíamos asimilado el hecho de que ya no éramos una pareja, sino sólo dos amigos conversando sobre la vida cotidiana, pero el amor seguía ahí, el interés del uno por el otro también, la búsqueda de su felicidad por parte mía de igual manera seguía existiendo, todo era igual sólo que distinto (¿raro no?).
Pasó el tiempo y yo francamente pensé que sólo era porque aun no estábamos acostumbrados a no estar sin el otro, me daba vueltas el cerebro y me palpitaba el cuerpo entero cada vez que escuchaba un te quiero, o un amor de parte suya, a veces con satisfacción y en otras con cierta duda, ya que me preguntaba ¿Por qué estaba diciendo eso?, ¿no se suponía que nos debíamos olvidar?,¿Cómo puedo estar tranquila así?, y otras era “que bueno que me lo dice”, “uff felizmente piensa igual que yo” entre otras cosas.
En fin en una de las peleas que no solían pasar, o mejor dicho uno de los malentendidos que si tenían frecuencia, él se fue de viaje a una provincia del país, y yo bueno me quede acá en Panamá ¿no? Igual daba supuestamente que el esté en lima o no, porque seguíamos estando igual de lejos, yo en Panamá y el en Perú, agregándole la misma impotencia de siempre.
Se fue, y bueno no se exactamente cuantos días pasaron, donde no tuve comunicación con él, lo llamaba y no contestaba (según el no entraba la llamada y yo le creo, pero en ese entonces no), él no se conectaba, y yo esperaba ansiosamente cada noche frente al monitor, para saber algo de él, tampoco llamaba y yo cargaba el celular conmigo, siempre con batería, y señal por si es que me llegaba a llamar, pero tampoco pasó. Por lo menos no las veces que lo esperé. Creo que en total fueron dos llamadas las que me hizo, pero igual de cortas como si el estuviera en lima, donde conversábamos horas todos los días, y las llamadas al celular eran solo para avisar que ya llegaba o para saber rápidamente como estaba.
Por esas fechas fue el cumpleaños de mi hermana, donde se hizo una pequeña fiesta en un bus, (bus parrandero o chiva parrandera como quieran llamarlo), donde fui de chaperona, conocí a un chico que me seguía a todas partes, y me hablaba huevada y media. El mismo floro de chico gilero que gracias a esta persona que estaba de viaje aprendí, y me reía, dentro de mi decía ¿Cómo puede pensar que así voy a caer?, pobrecito que tarado, y mil cosas mas, lo primero que se me vino a la mente fue, ojalá que entre mi amor al MSN para burlarnos juntos, y contarle las cosas que pasan, sin malicia alguna escuché las cosas que el tipo decía y me le reía en la cara por lo estúpido que sonaba su floro. Al día siguiente volví a esperar que se conectara mi amorcito, pero como todos esos días, no entró.
Ya la cólera me estaba matando, y los celos estúpidos me carcomían, además que comenzó a rondar en mi cabeza que quién me garantizaba que este sujeto que me tenia loca, iba a pensar en algo conmigo, pues dada la evidencia de que muuuuyy cariñoso nunca fue, y que jamás pensó o por lo menos nunca me dijo que entre sus planes cercanos era formalizar algo con alguien, para mí el era un ser libre, persona a la cual no le gusta estar etiquetado por nada, persona que disfrutaba ser “casi libre” como lo llamaba yo, que podía tener enamorada, pero no era muy diferente a estar soltero. Era esa persona que me decía que tener enamorado o enamorada era un estrés. Y bueno pensé mil cosas.
Justo el día que decidí llamarlo y que afortunadamente entró la llamada, hablamos un rato, yo resentida como siempre por que para mi, él se había olvidado de mi en esos días, se medio arregló la situación, y quedamos en hablar cuando llegara a su casa, nos despedimos con un “te quiero loca” y yo quedé fuera de onda, colgué la llamada, y a los 10 segundos llama el panameño antes mencionado, el del bus parrandero, que no se como consiguió mi teléfono (porque yo no se lo di, para empezar hasta el día de hoy no se me mi numero telefónico), y me invitó a salir, tras vacilar por unos minutos, accedí a ir a comer algo, total, dentro de mi pasaban muchas cosas, y tontamente, me enredé en lo que llegó a ser el comienzo y fin de mi hasta ahora cuento de hadas.

Ésta es la primera parte de mi “MUJER, Casos de la vida real”. Continuaré el capítulo en el otro post.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Para cuando la segunda parte?

Hayleena dijo...

jajaja ....bueno la verdad cuanod tenga internet de nuevo jajaja y tiempo tambien jjaja alucinen q entre un dia a chekar mi msn y no sabia ke me habian cortado el internet hacia una semana:d jaja pero ya pagaron y me lo ponen en esta semana asi ke me dar eun tiempito para continuar:D

Anónimo dijo...

alucina q yo solo entro a internet todos los dias para ver si ya publicaste la segunda parte de "mujeres engañadas", joder, era "mujer casos de la vida real" jeje, sorry por lo q te dije la otra vez en tu post "tengo el orgullo de ser peruana y soy feliz", escribi: flaca no eres, lo dije en buena honda en verdad creeme, pero dejame decirte q al lado de china lu y muñequita de porcelana, eres la princesa Diana

veco dijo...

ojala pues...jaja oeoe ese tipo q se fue a la provincia..tsss jaja pobrecito jaja adivina quien soy! jaja de hecho sabes quien soy loca!!

veco dijo...

oeoe deje un comentario... ttssss estaba bueno maldita sea! jaja no publica esta cosa